domingo, 15 de diciembre de 2013

PLUMAS CON PESTO ROJO (PESTO ROSSO)

Cardamomoycilantro




Esta receta de pesto rosso es suave y un poco picante, aunque hay muchas versiones diferentes de esta salsa italiana, típica de Sicilia (yo creo que las he preparado casi todas), esta que he cocinado hoy es la que más nos gusta a mi familia y a mi, he utilizado como siempre aceite de oliva virgen extra pero en esta ocasión el aceite es picante y con sabor a tomate porque en mi despensa siempre tengo preparada una botella de cristal con aceite de oliva virgen extra aromatizado con guindillas (ideal para añadir a la pizza cuando sale del horno), tampoco falta un tarro de cristal con tomates secos en aceite, he mezclado los dos aceites aromatizados y le ha dado un toque muy bueno al pesto, además lleva queso mascarpone y nata (antes ya había hecho alguna salsa para pasta que llevaba mascarpone pero a este pesto le va muy bien), si te animas a probar esta salsa seguro que se queda a formar parte de tus platos habituales.








Ingredientes:

250 gramos de pasta pluma.

 10 tomates secos.

1 puñado de piñones.

 1 diente de ajo.

 10 o 12 hojas de albahaca fresca.

3 o 4 trozos pequeños de queso parmesano.

3 cucharadas de queso mascarpone.

3 cucharadas de nata líquida ligera.

4 cucharadas de aceite aromatizado de guindilla.

4 cucharadas de aceite aromatizado de tomates secos.

 Sal.

Queso parmesano para rallar.








Preparación:
Si los tomates están conservados en aceite de oliva, sacar diez tomates, escurrir de aceite, trocear y reservar.

Si no están conservados en aceite de oliva, poner los diez tomates en aceite, dejar al menos media hora (si es posible más tiempo, mejor), para que se hidraten, pasado este tiempo, sacar, escurrir de aceite, trocear y reservar.
Lavar, secar y picar la albahaca fresca, reservar.

 Pelar el ajo, cortarlo en dos, quitar la semilla central y picar, ponerlo en el vaso de la batidora, añadir los tomates, los piñones, la albahaca, el parmesano, el mascarpone, la nata, la sal, el aceite de guindilla y el aceite de tomate, batir hasta obtener una pasta homogénea, reservar.

Poner una olla grande con agua en el fuego, cuando empiece a hervir añadir sal, un hilito de aceite y la pasta "pluma", remover con cuchara de madera y dejar cocer el tiempo que indique en el paquete, retirar del fuego, escurrir (sin enfriar), apartar la pasta en el plato de cada comensal, añadir salsa pesto rosso al gusto y remover, rallar queso parmesano por encima y listo para consumir.
Los pestos se añaden directamente a la pasta caliente y se mezcla en ese momento, si la ponemos al fuego se puede desligar como la mayonesa.



Notas:
Esta salsa cunde mucho, con un par de cucharadas suele ser suficiente para un plato de pasta, al menos en casa nos gusta con poca salsa porque tiene bastante sabor, si añades mucha cantidad te puede cansar un poco, puedes ir añadiendo hasta comprobar que está a tu gusto.
Si nos sobra salsa, la podemos guardar en el frigorífico sin problemas y preparar en otra ocasión unas tostadas de pan con pesto rojo gratinadas con queso, por ejemplo.
Si no disponemos de aceite picante podemos preparar el pesto con aceite de oliva virgen extra y una guindilla (abrimos y le quitamos las semillas del interior), para que tenga el toque picante.
Debajo os pongo una foto con parte de los ingredientes de esta salsa, cuidado, que he puesto cuatro dientes de ajo para la foto por motivos estéticos (puse solo uno pero resultaba tan soso) pero esta salsa solo lleva un diente de ajo, no nos vayamos a confundir.























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estaré encantada de contestar las dudas que tengas sobre la receta. Gracias por visitar mi blog.