miércoles, 9 de marzo de 2016

SOPA DE HORTALIZAS (con quinoa y pesto de cebollino)



La Minestrone es una sopa de verduras italiana de la que existen muchas versiones porque admite casi cualquier verdura, un plato que se puede tomar solo o con arroz -aunque en esta ocasión he utilizado quinoa-, algunas recetas incorporan judías rojas -cocidas previamente y añadidas al final-, en Génova se sirve con un poco de pesto de albahaca por encima, pero lo he sustituido por un pesto de cebollino al que no le he puesto piñones









Ingredientes:

100 gramos de habas frescas recién peladas -mejor que sean de tamaño pequeño-.

100 gramos de coles de Bruselas, enteras -mejor que sean de tamaño pequeño-.

100 gramos de judías verdes redondas, sin las puntas y cortadas en trozos pequeños.

100 gramos de hojas de col china, sin la parte dura del centro y cortada en tiras.

1 patata mediana, pelada y cortada en dados pequeños.

1 zanahoria grande, pelada y cortada en dados pequeños.

1 ramita de apio, sin hebras y picado.

1 puerro, pelado y cortado en rodajas finas.

1 cebolla fresca mediana, pelada y picada.

1 diente de ajo, con la piel y ligeramente machacado en el mortero.

3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

3 ramitas de tomillo seco.

3 tomates rama maduros.

120 gramos de quínoa.

Sal y pimienta negra recién molida.

Para el pesto de cebollino fresco:

2 dientes de ajo, pelados.

2 cucharadas soperas de cebollino fresco, picado.

40 gramos de parmesano, en un trozo y recién rallado.

1/2 cucharadita -de las de té- de sal marina.

6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

Para decorar:

Cebollino fresco, picado.









Preparación: 

Para cocer la quinoa necesitamos 3 medidas de agua por una de quinoa, tendremos en cuenta que hay que lavarla bien antes de cocerla -con el fin de eliminar la saponina que es incomestible-, lo mejor es lavarla en un colador grande bajo el grifo con abundante agua fría.

 Ponemos en el fuego un cazo con agua, cuando empiece a hervir añadimos la quinoa lavada, bajamos el fuego al mínimo, tapamos la cacerola y dejamos cocer 15 minutos o hasta que este tierna pero al dente, como la pasta, enfriamos bajo el agua del grifo, dejamos escurrir y reservamos.

En una olla puesta al fuego con el aceite, cuando esté caliente añadimos el ajo, la cebolleta y el puerro, tapamos y rehogamos durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando, añadimos las judías verdes, las patatas, la zanahoria, el apio y sofreímos un poco, añadimos las habas, las coles de Bruselas y las tiras de col rizada, rehogamos un par de minutos y añadimos el tomillo, la sal y cubrimos con agua, 2 dedos por encima de las verduras, tapamos y dejamos cocer a fuego lento durante 20 minutos.

Escaldamos los tomates, pelamos y quitamos las semillas, cortamos en dados pequeños y añadimos a la sopa, dejamos cocer 15 minutos.

Retiramos el ajo y las ramitas de tomillo de la sopa.

Para hacer el pesto de cebollino, ponemos en el vaso de la batidora los ajos, el cebollino, el queso parmesano, la sal marina y el aceite de oliva, trituramos hasta obtener un puré.

Servimos la sopa en platos hondos o cuencos individuales, con la quínoa, el pesto y un poco de cebollino fresco picado por encima.



















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estaré encantada de contestar las dudas que tengas sobre la receta. Gracias por visitar mi blog.