lunes, 20 de enero de 2014

ÑOQUIS DE PATATA CON JENGIBRE Y KUMQUATS


Hace un par de semanas hice ñoquis de patata al gorgonzola aunque subí la receta al blog bastantes días después, hoy he vuelto a preparar ñoquis, pero en esta ocasión, la salsa es completamente diferente, lleva jengibre, ajo, chile, cilantro fresco y kumquats, he añadido la pulpa picadita y la cáscara cortada a tiras finas, he decorado con rodajitas de naranja y lascas de queso manchego, una combinación exquisita y con mucho sabor





Ingredientes (para 3 personas):

Para los ñoquis:

 500 gramos de patatas, 

100 gramos de harina de trigo tamizada,

 1 yema de huevo, 

1/2 cucharadita (de las de té) de sal. 

Harina para trabajar la masa de los ñoquis.

Para la salsa de jengibre y kumquats:

5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

25 gramos de mantequilla.

1 trozo de jengibre del tamaño de una nuez.

2 dientes de ajos.

1/2 chile rojo.

1 cucharada de cilantro fresco muy picadito.

8 kumquats.

Sal y pimienta negra recién molida al gusto.

Para decorar:

 Naranja pelada y cortada en trozos pequeños.

Unas lascas de queso manchego.



  

Preparación:

Para hacer los ñoquis, lavamos muy bien las patatas con la piel y las añadimos a una olla con agua hirviendo, añadimos un poco de sal y las dejamos cocer durante 1/2 hora, después las apartamos del fuego, las escurrimos, las dejamos enfriar un poco y todavía calientes las pelamos y las pasamos por el pasapurés, dejamos enfriar.

Cuando el puré de patatas esté frío añadimos un poco de sal y la harina poco a poco, mezclando bien, añadimos la yema de huevo y mezclamos hasta obtener una masa homogénea (una masa no muy dura y que podamos trabajar bien con ella, sin que se pegue demasiado), ponemos un poco de harina esparcida sobre la mesa de trabajo y sobre nuestras manos para que no se nos pegue la masa y la vamos estirando, la hacemos rodar con las manos sobre la encimera para que se haga una tira larga y fina (como un bastón), cortamos con un cuchillo trozos de 2-3 centímetros y aplastamos uno de los lados con un tenedor, a modo de dibujo, cuando esté toda la masa cortada en trocitos esparcimos un poco de harina sobre una fuente grande y vamos colocando los ñoquis un poco separados entre si para que no se peguen, dejamos 15 minutos en el frigorífico para que endurezcan un poco.

Mientras preparamos la salsa de jengibre y kumquats:

Lavamos el medio chile, lo abrimos por la mitad a lo largo, le quitamos las semillas y lo cortamos a tiras finas.

Pelamos el jengibre y lo rallamos.

Pelamos los ajos y los picamos muy finamente.

Lavamos los kumquats, los secamos, los partimos a lo largo en cuatro trozos, separamos la cáscara de la pulpa, retiramos los huesos, la pulpa la picamos en trocitos pequeñitos y la cáscara la cortamos en tiras, reservamos ambas.

Ponemos una sartén al fuego con el aceite, cuando esté caliente añadimos el jengibre, el chile y el ajo, los rehogamos un par de minutos a fuego moderado y añadimos la mantequilla, la pulpa y las tiras de cáscara de los kumquats, el cilantro, la sal y la pimienta negra, rehogamos todo junto un par de minutos, retiramos del fuego y reservamos.

Ponemos una olla al fuego con bastante agua, cuando empiece a hervir añadimos una cucharadita (de las de té) de sal y vamos añadiendo los ñoquis poco a poco (para que no deje de hervir el agua), los dejamos cocer (tardan un par de minutos) y estarán listos cuando salgan a la superficie (los escurrimos y los sacamos con la espumadera cuando los veamos flotando sobre el agua), los ponemos en una fuente para que se evapore un poco el agua (como la salsa lleva aceite debemos añadirle los ñoquis bastante secos), ponemos de nuevo el aceite de jengibre en el fuego y añadimos los ñoquis, removemos con cuidado, calentamos, si vemos que tiene poco aceite añadimos un poco más y listo para servir, adornamos el plato con unas lascas de queso manchego y la naranja.






Notas:

Los ñoquis preparados de esta forma no resultan nada pesados, cuando los pruebas te sorprende su sabor picante y ácido y están ricos, ricos.

El kumquat, también llamada naranja enana, es una fruta cítrica que procede de Asia, contiene vitamina C, vitamina B9 (ácido fólico), minerales como el potasio, magnesio, fósforo, calcio, hierro, fuente de fibra y antioxidantes.

El aceite, el jengibre, el cilantro, el ajo y el chile también aportan nutrientes beneficiosos para la salud, añadiéndole un poco de queso conseguimos un plato equilibrado y apto para vegetarianos.




Kumquats











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estaré encantada de contestar las dudas que tengas sobre la receta. Gracias por visitar mi blog.