viernes, 21 de octubre de 2016

SOPA DE PATATA Y PUERROS



Esta sopa es suave y cremosa, suelo hacerla en dos versiones, una más sofisticada, con la nata incorporada a la sopa una vez servida para que quede una crema con vetas de distinto color y adornada con flores de verdolaga, la otra lleva una guarnición de patatas salteadas en mantequilla y unas tiras finas de puerros, ambas está muy ricas






Ingredientes (para 4 personas):

800 gramos de patatas harinosas.

4 puerros medianos.

60 gramos de mantequilla.

1 litro y medio de caldo de verduras.

Nuez moscada recién rallada.

Sal.

Pimienta negra recién molida.

125 mililitros de nata liquida ligera.

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.






Preparación:

Separamos una patata grande y reservamos.

Pelamos, lavamos y cortamos en dados el resto de patatas.

Cortamos los tallos blancos de los puerros en rodajas, lavamos y dejamos escurrir.

Derretimos 50 gramos de mantequilla en una olla y sofreímos durante unos minutos las rodajas de puerros, añadimos los dados de patata y rehogamos unos minutos más hasta que tomen un poco de color, añadimos el caldo de verduras, la nuez moscada, la sal y la pimienta.

Tapamos y dejamos cocer a fuego moderado unos 30 minutos.

Mientras pelamos, lavamos y cortamos la patata reservada en dados pequeños.

Calentamos el aceite y la mantequilla restante en una sartén a fuego medio, doramos los dados de patata hasta que estén crujientes, unos 10 minutos más o menos, retiramos del fuego y reservamos en una fuente con papel absorbente.

Reducimos la sopa a puré con la batidora, pasamos por el colador chino para quitar los posibles grumos, pasamos la sopa de nuevo a la olla, añadimos la nata y calentamos a fuego medio,

Servimos en un cuenco con las patatas salteadas por encima y unas tiras de puerro.

En algunas ocasiones cambio la presentación de esta sopa, añado la nata a la sopa al final, cuando ya está servida en el cuenco, remuevo con una cuchara haciendo circulos para formar vetas de distinto color, adorno con flores y hojas de verdolaga.






Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.

Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estaré encantada de contestar las dudas que tengas sobre la receta. Gracias por visitar mi blog.